Especiales

Historia y poder: Los muscle car que marcaron a toda una generación

Así como en el fútbol, los fanáticos a los autos también se pueden contar por miles y una de las categorías que genera más pasión entre los entendidos es el de los muscle car. Sin embargo, es injusto dedicarle este artículo solo a un modelo en particular cuando la industria nos han regalado vehículos que sin problemas pueden ser catalogados como iconos. Así que aquí te mostramos una lista con los cinco más emblemáticos.

Ford Mustang Shelby GT 500 (1967)

Ford Mustang Shelby GT 500 (1967)

Diseñado por Carroll Shelby, este auto contaba con un poderoso motor V8, entregaba una potencia de 355 hp y sus variantes: GT, SVT, SV y Cobra, hicieron que los fanáticos lo elevaran al grado de leyenda. Su alargada trompa, sus tomas de aire a los costados y un spoiler en la parte posterior son algunos de sus detalles más recordados. Este modelo fue de alguna manera quien inició la fiebre por esta clase de autos.

Chevrolet Camaro Z/28 (1969)

Chevrolet Camaro Z/28 (1969)

Sin temor a equivocarnos, esta debe ser la mejor versión del muscle car de General Motors (GM). Contaba con un potente motor V8 que generaba 290 hp, además su suspensión era más firme y sus rines más anchos. Dicho vehículo elevó los estándares de calidad y desempeño en la categoría. Su éxito comercial obligó a su archirrival a producir el Mustang Boss 302.

Pontiac GTO “The Judge” (1969)

Pontiac GTO “The Judge” (1969)

Si el primero de esta lista inicio la fiebre por los muscle car, el Pontiac GTO fue el modelo que inauguró la categoría. Sin embargo fue perdiendo popularidad frente al Plymouth Roadrunner y para frenar esta situación, los ingenieros introdujeron la versión llamada “The Judge” que contaba con un motor V8 de 366 caballos. Su popularidad lo convirtió en un auto de colección e hizo que su valor en el mercado supere con facilidad los 100 mil dólares.

Dodge Charger R/T (1968)

Dodge Charger R/T (1968)

En esta categoría, los modelos de Dodge siempre se han caracterizado por su extravagancia y el Charger R/T es un claro ejemplo. Sus primeras unidades contaban con un motor V8, entregaba 375 hp y su fabricación fue una respuesta al Plymouth Barracuda. A diferencia del Mustang, en sus inicios el modelo de no era muy conocido en Europa.

Plymouth Barracuda ( 1964 – 1971)

Plymouth Barracuda ( 1964 – 1971)

Su estilo agresivo estuvo influenciado por el Chevrolet Camaro. Siete años en el mercado y tres generaciones fueron suficientes para estar entre los muscle car más recordados. Sus primeras unidades contaban con dos motorizaciones: un motor en línea de seis cilindros de 3.7 litros y una potencia de 147 cv. Mientras que el segundo era un propulsor V8 de 4.5 L, de 182 y 233 cv, esta última potencia pertenecía a la versión Fórmula S Barracuda.

قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba