Especiales

Polestar será una marca independiente de Volvo

Volvo adquirió Polestar en 2015, el preparador con el que ha estado trabajando 20 años en competición. En un dramático giro de los acontecimientos, Polestar se va a convertir en una marca separada de Volvo, pero dentro de Volvo Cars. Será como una submarca deportiva, en coches diseñados por Volvo, pero que no van a tener las insignias de Volvo. En la imagen superior vemos cuál será el escudo que vestirán sus modelos.

Es un movimiento muy parecido al de Mercedes-Benz con AMG. El antaño preparador se convirtió en parte de la propia marca. Actualmente, además de los Mercedes-Benz con paquetes AMG, existe la submarca Mercedes-AMG, solo que no se prescinde de los logotipos de la estrella. Esa estrategia puede parecernos más coherente que la recién anunciada por los suecos. Un Volvo “tuneado”, sin insignias Volvo, sigue siendo un Volvo. Si nos vamos a los generalistas, es como el caso Abarth, son Fiat preparados, pero se comercializan como Abarth.

Obviamente se conservan -y se maximizarán- las sinergias con Volvo

Pero no solo se convierte en una submarca, también sabemos que será una submarca especializada en hibridación y electrificación. En otras palabras, los Polestar serán de alto rendimiento, sí, pero con mayor o menor grado de intervención de motores eléctricos. Eso nos lleva a hablar de híbridos enchufables y de eléctricos puros. Con esta política se podrá conjugar una oferta de modelos prestacionales, pero políticamente correctos.

A fin de cuentas, en Polestar no son tontos: las normativas anticontaminación y las regulaciones para reducir el CO2 emitido por cada fabricante ponen cada vez más difícil hacer coches prestacionales. BMW ha demostrado con su gama iPerformance que la hibridación enchufable permite tener modelos que andan mucho cuando se les pide, pero que en el día a día pueden ser considerados como ecológicos, por eso de rodar con emisiones 0 durante unos 50 kilómetros.

Volvo S60 Polestar en Nürburgring

¿Quién se ocupará de Polestar? Thomas Ingenlath, actual vicepresidente de diseño de Volvo, será el CEO. Su mano derecha será Jonathan Goodman, a la sazón COO, actualmente vicepresidente de comunicación corporativa de Volvo. Sus primeras declaraciones al respecto son prometedoras: “Polestar será un competidor creíble en el mercado emergente global de coches de alto rendimiento electrificados”.

Las mejoras de Polestar seguirán estando disponibles para la gama Volvo con su escudo tradicional

Si nos fijamos, las marcas Premium necesitan tener algún añadido a su marca para ser percibidas como más deportivas: BMW tiene M, Mercedes tiene AMG, Volvo a Polestar, Lexus a F Sport… Estas marcas se basan en lo Premium, lo diferenciado, así que hablamos de una diferenciación adicional por la que pueden cobrar facturas superiores y tener una clientela que gaste el dinero con más alegría.

قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba