Especiales

Ford Motor Company anuncia que el próximo Focus se fabricará en China

La creciente competencia en el sector del automóvil provoca situaciones como la que vivirá Ford Motor Company en poco tiempo. Antes de que Donald Trump llegara a la Casa Blanca criticó duramente a Ford por sus lazos empresariales con México. La firma del óvalo azul estaba iniciando la construcción de una planta que fue cancelada de la noche al día y por ello ha tenido que hacerse cargo de indemnizaciones por incumplimiento de las inversiones comprometidas.

La cancelación de la planta de San Luis Potosí, no supondría un descalabro de sus finanzas, pero evidentemente la producción de algunos de sus modelos se vería encarecida. Sin embargo, los responsables de la marca habrían tomado una decisión, cuanto menos controvertida, para ahorrar en costes de producción una cifra cercana a los 500 millones de dólares.

El grupo americano ha anunciado una nueva inversión de 900 millones de dólares para mejorar las líneas productivas de la fábrica que ya tiene en Kentucky. Este centro iniciará la fabricación de las nuevas Ford Expedition y Lincoln Navigatos haciendo viable, de nuevo, la planta. Lo que nos ha sorprendido sobre manera es la siguiente inversión de la marca.

 

Ford Focus eléctrico

Según Ford, la próxima generación del Focus se ensamblará para todo el mundo en la planta que tienen en la ciudad china de Changan. La planta de Estados Unidos donde se ensambla los modelos para el mercado local dará paso a los nuevos Ranger y Bronco permitiendo que la capacidad industrial instalada no quede ociosa.

Si se cumplen los plazos que Ford ha dado para la llegada al mercado de la nueva generación del Focus la producción debería iniciarse a mediados del año 2019. Sin embargo desde la marca no se ha especificado qué versiones serán las que se fabriquen en China para el mundo entero. Es de entender que las variantes ST y RS sigan saliendo de los centros que tiene la marca en Europa.

Para justificar esta decisión estratégica Joe Hinrichs, Vicepresidente Ejecutivo y Presidente de Operaciones Globales de Ford ha declarado que han de

encontrar maneras más rentables para llevar a cabo el próximo programa de producción en América del Norte que nos permita volver a implementar el dinero que ahorramos en áreas de crecimiento para la compañía, especialmente SUVs, vehículos comerciales, vehículos de alto rendimiento, así como movilidad en vehículos autónomos y vehículos electrificados“.

Con esta decisión no creemos que den gusto a Donald Trump, pues si antes los atacaba por sus relaciones comerciales con México ahora los odiará por fabricar directamente en China uno de los modelos más emblemáticos de Ford. El tiempo dirá que pasa finalmente.قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba