Especiales

Stenhouse Jr. gana en el gran superóvalo de NASCAR

En otra noche con situaciones poco usuales, Ricky Stenhouse Jr. se consolida como un buen participante en superóvalos, al ganar la Daytona 400 de la NASCAR Cup Series.

El integrante de Roush-Fenway Racing aprovechó un buen auto para para superar a David Ragan en el reinicio y contener la presión de algunos personajes que no se ven cada semana peleando por victorias, pero que se beneficiaron cuando varios favoritos se involucraron en múltiples accidentes a lo largo de la noche del sábado.

De esta forma, Stenhouse Jr. le dio a Ford su primera “barrida” en el autódromo de Florida, en fechas puntuables, desde 2011, cuando el mismo Ragan y Trevor Bayne se repartieron triunfos en este circuito; la marca del “Óvalo Azul” también reafirma su condición de superioridad, en especial en este tipo de circuitos, en los cuales ha ganado en cinco ocasiones consecutivas y en 10 de las últimas trece oportunidades.

JORNADA MARATÓNICA

El fin de semana fue atípico para el contingente de la NASCAR, y que el clima influyó en el desarrollo de las actividades de las dos categorías que corrieron en Daytona. La Xfinity Series inició su competencia la noche del viernes, pero la lluvia hizo múltiples apariciones, por lo que dicho evento se completó hasta el sábado por la tarde. Además, había posibilidades de precipitaciones para la carrera principal, pero solo quedó en amenaza.

A diferencia de las 500 Millas, no se mostró un favorito claro durante la noche, en especial porque muchos pilotos tuvieron su momento al liderar por algunas vueltas. Los Chevrolet del poleman Dale Earnhardt Jr. y Chase Elliott, intercambiaron lugares con los Ford de Kevin Harvick y Brad Keselowski, solo para que los Toyota de Joe Gibbs Racing se apropiaran de las fotografías principales.

Sin embargo, el primer accidente, ocurrido en el giro 72, cambió el curso tranquilo del evento gracias a Kyle Busch, quien tuvo un problema con un neumático y perdió el control de su máquina, involucrando a otros nueve vehículos y dejando fuera a figuras como Martin Truex Jr., Austin Dillon y Joey Logano.

Siete encadenamientos adicionales aparecieron en la segunda mitad de la carrera, lo que junto con los siete del inicio, contribuyeron a romper el récord de banderas amarillas en la historia de la Daytona 400 y a que no se tomara mucho ritmo; así, si uno tenía problemas en el arranque, todavía podía obtener un buen resultado.

Ese era el caso de Earnhardt Jr., quien perdió dos vueltas de ventaja cuando un neumático desinflado lo obligó a bajar la marcha bajo bandera verde; al todavía integrante de Hendrick Motorsports le tomó 30 giros reingresar al Top 10, pero fue víctima de un accidente, originado cuando una llanta del coche de Kevin Harvick reventó enfrente suyo, mismo que lo orilló a retirarse, sin poder despedirse de Daytona en lo más alto.

La competencia rompió récord de banderas amarillas y una suspensión, producto de un golpe de Kyle Larson y otras seis máquinas.

La competencia rompió récord de banderas amarillas y una suspensión, producto de un golpe de Kyle Larson y otras seis máquinas.

A pesar de las interrupciones, y de otra carambola que Stenhouse Jr. y Kyle Larson originaron con siete vueltas restantes, en el que el líder del campeonato levantó vuelo por algunos segundos, fue el tripulante del No. 17 el que levantó la bandera a cuadros. Es su segundo triunfo en la división estelar de NASCAR, casi dos meses después de haberse estrenado en el autódromo de Talladega.

Al ser un vencedor repetido, y ya que los denominados “underdogs”, es decir, representantes de equipos pequeños, se incrementa la posibilidad de que no haya 16 ganadores diferentes y, por ende, se dependa de la sumatoria de puntos para calificar a playoffs.

Clint Bowyer, Paul Menard, Michael McDowell y Ryan Newman completaron el Top 5, en tanto que Ragan se quedó sin aliados y cayó a sexto; Brendan Gaughan, quien pegó en el muro previamente; Erik Jones, involucrado en el penúltimo incidente con Denny Hamlin, y Chris Buescher, cerraron el Top 10. Para McDowell y Gaughan es su mejor resultado en la NASCAR Cup Series.

Entre la rareza de los resultados destacan Corey LaJoie, quien cruzó la meta en el puesto 11, justo por delante de Jimmie Johnson, quien solo lideró cuatro giros y jugó de manera conservadora al final. Solo 21 máquinas completaron las 163 vueltas, las últimas tres en instancia de Tiempo Extra, mientras 24 se mantuvieron en pista.

SIMILAR ESCENARIO QUE TALLADEGA

Por su parte, Daniel Suárez también aprovechó el nivel de paridad y la dinámica del “pack racing” para liderar de manera formal una competencia de la Cup Series. El mexicano se mantuvo en la zona media del pelotón en la primera mitad del recorrido, hasta que la serie de accidentes lo hicieron avanzar a las primeras posiciones.

Desde el giro 92, el integrante de Joe Gibbs Racing tomó el primer sitio y logró mantenerse en contención hasta las últimas 20 vueltas, pero la falta de ayuda en la definición lo hizo conformarse con la 17° plaza. Suárez se mantiene 18° en la puntuación general y primero en el Campeonato de Novatos.

El No. 19 de Daniel Suárez lideró durante la noche del sábado.

El No. 19 de Daniel Suárez lideró durante la noche del sábado.

Queda en la estadística que el regiomontano es el primer mexicano en liderar un evento puntuable de Cup en el superóvalo de Daytona; en Pocono estuvo al frente por un giro. Jorge Goeters hizo lo propio en Watkins Glen, en 2005, por lo que está registrado como el primer originario del país azteca en encabezar una carrera de la categoría.

La NASCAR Cup Series se dirige a Sparta, Kentucky, el próximo sábado.

قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba