Especiales

225 CV para el Renault Espace

El crossover amonovolumenado de Renault sustituye el motor Energy TCe 200 (1.6 Turbo) por el nuevo Energy TCe 225 (1.8 Turbo), manteniéndose como la única opción no-diésel de este modelo. Está a la venta a partir de 37.152 euros en los acabados Zen e Initiale Paris. No hay versiones diésel que le puedan hacer sombra en lo relativo a prestaciones.

Este motor se monta en los nuevos Alpine con algunas modificaciones. Entrega un par máximo de 300 Nm, más que suficientes para mover con decencia el gran crossover, que roza las 1,7 toneladas. Su sed, al menos en homologación, resulta contenida, 6,8 l/100 km.

Únicamente se puede elegir con el cambio automático EDC de siete velocidades, la suspensión de amortiguadores variables y el eje trasero directriz (4CONTROL). En línea recta, desde luego, tira bien: 100 km/h en 7,6 segundos y una punta muy respetable de 224 km/h. Según el fabricante, pasa de 80 a 120 km/h en sexta en solo 5,7 segundos.

Renault Espace Energy TCe 225

Hay varios rivales de concepción similar, como el Ford S-MAX/Galaxy 2.0 EcoBoost (240 CV), el SEAT Alhambra 2.0 TSI (220 CV) y el Volkswagen Sharan Sport 2.0 TSI (220 CV), todos automáticos. No son estrictamente versiones deportivas, al menos en el sentido del hueco que dejó el Opel Zafira OPC de la generación anterior. Eso era un monovolumen para quemados, estos son más para viajar con una elevada reserva de potencia. Hace una década se usaban tragones V6 atmosféricos para estos menesteres.

Si comparamos al Espace con esos modelos, es el más ligero, el que mejor acelera, el que menos consume, y está bastante bien posicionado en precio.

قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba