Especiales

Las acciones para que el Dodge Demon no aumente de precio

No es un secreto que cuando un auto de producción limitada tiene mucha demanda, como es el caso del Dodge Demon, algunos distribuidores aprovechan la oportunidad para venderlos por encima del precio sugerido del fabricante, provocando básicamente una subasta entre sus clientes en donde sólo el mejor postor podrá comprar uno de esos exclusivos modelos.

El caso más reciente que nos viene a la mente es el del nuevo Porsche GT2 RS, con el que algunos distribuidores en Estados Unidos están pidiendo un depósito para apartar una de las unidades, mientras que Porsche todavía no decide qué distribuidores podrán venderlo.

Porsche 911 GT2 RS

Porsche describe al nuevo 911 GT2 RS como un combinación entre resistencia, precisión, agilidad, fuerza y velocidad.

En caso de que hayas dado un depósito y tu distribuidor no sea de los elegidos, perderás ese dinero. O si diste el depósito, pero otras 20 personas también lo dieron en ese mismo distribuidor y sólo tendrá 10 unidades, 10 desafortunados clientes perderán ese dinero, y serán los clientes que menos hayan ofrecido sobre el valor sugerido del modelo.

Dodge Demon

Este muscle car seguramente acaparará las miradas de los fanáticos de Dodge.

LAS ACCIONES PARA EL DODGE DEMON

Esta práctica no está bien vista por las marcas, y Dodge está a punto de enfrentarse a una situación similar con el nuevo Challenger SRT Demon.

La marca anunció que se venderán 3,000 ejemplares en Estados Unidos y 300 en Canadá, todos con número de serie. El precio del Demon no es precisamente barato para empezar. Con un valor sugerido de venta de 86,090 dólares cuesta más que un Corvette Z06 y poco menos que un Porsche 911 o incluso que un Dodge Viper.

Dodge no quiere que sus clientes terminen pagando más que eso, por lo que ha ideado un plan que obligará a los distribuidores a mantener el precio sugerido de venta sin importar la alta demanda del auto.

Para empezar, sólo los distribuidores que hayan vendido al menos un Hellcat en el último año serán elegibles para recibir el Demon. De ahí, la marca se fijará en el número total de Hellcats vendidos en esos distribuidores para determinar cuántos podrá pedir cada uno. Cada distribuidor estará limitado al número de autos que Dodge haya establecido.

EL CASTIGO

Pero lo más importante de todo será que Dodge penalizará cualquier pedido que se haga con un precio mayor al sugerido. Los autos vendidos al precio sugerido o menos tendrán prioridad en el calendario de producción, resultando en números de serie más bajos, lo que se traduce en mayor valor para el comprador.

Dodge Demon

Así presentó en abril pasado el imponente Dodge Demon.

Los compradores también tendrán acceso a una línea directa telefónica en la que podrán seguir cada movimiento de su orden y tendrán mejor comunicación con el fabricante.

Este tipo de programas aseguran que los clientes obtengan un trato justo por parte de los distribuidores, aunque no quiere decir que no podrán comprar el auto y venderlo de inmediato, inflando el precio del modelo en el mercado de seminuevos.

NUEVOS RETOS

Ese es otro problema que varios fabricantes están comenzando a atacar de frente ya que no les conviene que una vez que ellos hayan vendido el vehículo el mercado se infle y hagan menos accesibles sus modelos a otros clientes potenciales.

Nunca es una buena idea ver un auto como una inversión. Sabemos que hay vehículos que lo son, pero al final del día los autos son productos creados para utilizarse, no para estar parados en un garaje acumulando polvo porque algún día costarán más de lo que pagaste por ellos.

Dodge Challenger SRT Demon

El aspecto del Dodge Challenger SRT Demon es sumamente fiero, de eso no tenemos dudas.

Como dicen en Porsche: “somos un fabricante de autos, no una compañía de inversión de seguros”.

Esperemos que las medidas que ha tomado Dodge para asegurar que su Demon se venda al precio adecuado ayuden a que el valor del auto se mantenga y no se dispare por los cielos tan pronto salga de la fábrica. Mucha gente está detrás de estos autos y la producción es bastante limitada, pero es un Challenger, no un Talbot Lagonda de 1939.

قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba