Noticias

Blindajes automotrices: así nacieron las modernas armaduras

Desde que el hombre se irguió sobre sus piernas y se acomodó en colonias con cierto orden social, han existido las envidias y sus consecuentes brotes de violencia. Ya en la era moderna figuras políticas y comerciantes acaudalados experimentaron con armaduras y corazas para su uso personal y del de sus medios de transporte; en la edad media, ya fuera para la batalla o el simple traslado de valores, los ingenios se sucedían uno detrás de otro. Podríamos decir que fue ahí cuando nació el blindaje.

Desde trajes de hierro, más pesados que útiles, hasta carros tirados por caballos acorazados capaces de resistir el embate enemigo, los blindajes se fueron perfeccionando con fines más beligerantes que sociales.

EL NACIMIENTO DEL BLINDAJE AUTOMOTRIZ

Terminando el primer tercio del siglo XX, cuando los delincuentes llegaron a la conclusión de que el negocio real estaba en hacer el mal sin mirar a cuál, nació el negocio del blindaje automotriz, de tal suerte que, todo un grupo de artistas, políticos y empresarios, se avocaron a conseguir los medios para aislarse de los delincuentes mediando lo que a la postre se convertiría en los diferentes grados de blindaje para vehículos.

Blindajes automotrices

La industria del blindaje es cada vez más importante dentro del sector automotriz.

EXCLUSIVOS AL PRINCIPIO

Al inicio, este tipo de trabajos de protección eran exclusivos para los autos de personajes públicos y económicamente pudientes.

Traídos directamente del medio militar, estos antecedentes del blindaje moderno fueron poco a poco extendiendo su cobertura práctica hacia la población general, motivada por el interés de resguardar la integridad física de todo aquel que pudiera hacerse de sus servicios, para lo cual, se fueron afinando las diferentes funciones que derivaron en los niveles de blindaje que conocemos en la actualidad.

CLASIFICACIÓN

Los blindajes automotrices se clasifican del 1 al 5 teniendo que ver directamente con el uso de materiales aplicados para mejorar su resistencia balística.

Así, el nivel 1 es un blindaje ligero implementado para repeler ataques con armas de calibre menor y el 5 para hacer lo propio con ataques mas intensos con armas de grueso calibre.

La protección se inicia con el blindaje “transparente” en alusión a los vidrios del coche a los que se sustituye por otros de mayor espesor y con capas de fibra de policarbonato en las capas inferiores que incrementan drásticamente su resistencia al tiempo de mejorar su óptica.

Blindajes automotrices

Las empresas de blindaje a nivel mundial son cada vez más y cuentas con lo último en tecnología.

MATERIALES USADOS

Otros materiales aplicados a la estructura son el Kevlar y la Aramida, de grado militar, que, junto con el policarbonato, son los principales responsables del incremento de peso de la estructura del auto, lo que a su vez provoca adaptaciones para continuar con la funcionalidad de los elementos: Bisagras en las puertas y mecanismos de apertura deben ser rediseñados e instalados.

Adicionalmente y dependiendo del grado del blindaje, son aplicados en los laterales, la plataforma y el techo, algunas placas de Nylon balístico (Kevlar y Aramida) que siguen un procedimiento de montaje que les permite absorber hasta el impacto de una granada de fragmentación lanzada contra el vehículo.

ACCESORIOS

Existen puntos de cuidado al armar un blindaje del grado que sea: El tanque de gasolina autosellante, anti-balístico y capaz de suprimir posibles explosiones; las llantas deben tener Run flat tire system que permite el rodamiento aun sin aire gracias a la instalación de una banda de caucho balístico sólido al interior del neumático; defensas, suspensión, batería, calaveras y faros, al igual que los frenos, son también rediseñados para asegurar su correcto funcionamiento aún durante un ataque.

Blindajes automotrices

Las camionetas de gran tamaño son las más usadas para ser blindadas.

Así que, como en la edad media en la que el rey se atrincheraba en su castillo ante un ataque, el hombre del siglo XXI hace lo propio con sus autos… ¿Tendrán el mismo resultado?

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba