Noticias

Hamilton sube su rebeldía contra la FIA y Ferrari

El Mundial de Fórmula Uno está al rojo vivo. Tras el arranque de 2017 espectacular de Ferrari y de Sebastian Vettel, Mercedes ha remontado hasta volver a situar a Lewis Hamilton en el punto de cocción adecuado para que el británico siga acumulando poles en busca del récord absoluto (tras sobrepasar a Senna) y, en consecuencia, agrandando su currículo. Con 32 años, y a pesar de los pesares y de la crítica, es el segundo en la historia de la Fórmula Uno en victorias (106), poles (65) y vueltas rápidas (32). Y cuenta con opciones claras de alzar su cuarto Mundial tras el fiasco, casi fratricida con Rosberg, de 2016.

Esa es la principal trama de la polémica que atraviesa en estas semanas al deporte automovilístico que más dinero y tecnología exige. El incidente acontecido en el Gran Premio de Azerbaiyán, en el que Vettel se comió a Hamilton mientras el británico ejecutaba maniobras bruscas para mantenerla temperatura de sus gomas -acto y seguido el alemán chocó con el monoplaza del británico de forma violenta y desairada-, se ha tornado en una herida que plantea a Lewis la llama y motivación necesarias para ir al límite hasta la última recta del año. Gasolina a un incendio.

Y es que la decisión de la FIA de no sancionar al alemán, más allá de la impuesta, in situ, con 10 segundos de pit stop, ha llenado de impotencia a Mercedes. No obstante, Hamilton debió acudir a los garajes para que le colocaran un nuevo reposacabezas. La ira de Vettel destruyó la pieza y ese lance violento provocó que el probable líder del Mundial saliera de punta y perdiera el tiempo necesario para asestar a Ferrari una puñalada en sus aspiraciones. Al final, Vettel llegó a la meta antes que Lewis, lo que redondea la indignación en la trinchera del segundo clasificado de la general.

La reunión que mantuvieron el lunes siguiente y en París Vettel, el jefe de Ferrari, Maurizio Arrivabene, y el presidente de la FIA, Jean Todt, concluyó con una declaración del ente en el que consideraba que el piloto alemán había asumido la “plena responsabilidad” de su acción y “se ha disculpado”. El tetracampeón salió airoso de su cruce de cables, más allá de pedir disculpas públicamente y dedicar tiempo al desarrollo de jóvenes pilotos. Este desenlace aumenta aún más, si cabe, la macha que el episodio extendió sobre el deporte. Extendió la mancha de sonrojo a la dirección y la legitimidad de la FIA. Y eso es bastante indigesto para los protagonistas.

“Todo el mundo vio claramente lo que sucedió. Todos los chicos jóvenes se fijan en nosotros, como campeones que somos; y somos un ejemplo para ellos. Y no creo que éste sea el comportamiento que se espera de un múltiple campeón. Pero sabemos que cuando las cosas se ponen duras, relucen los verdaderos colores; y nosotros hemos logrado soportar una buena cantidad de presión durante las últimas semanas”, declaró, caliente, a los micrófonos tras la carrera Hamilton. Y sentenció del siguiente modo: “Personalmente, quiero hablar en la pista y ganar este campeonato de buen modo. Mucha más después de este fin de semana. Y creo que podemos lograrlo”.

Todavía no conocía la ligereza con que al FIA se tomó la actitud imprudente y visceral de Vettel. Toda vez que ya ha conocido la inacción al respecto, ha mantenido su silencio, pero ha actuado en las redes sociales. Antes de ser preguntado en el venidero gran Premio de Austria, el expresivo y volcánico Hamilton le dio “me gusta” al mensaje que publicó un usuario de la red social Instagram.

Este es el texto que le gusta a Lewis: “He perdido todo respeto por la FIA, Ferrari y Sebastian Vettel después de esa decisión. El mensaje que envían es que puedes hacer lo que quieras en la pista, golpearse los unos a los otros, pero si te joden y simplemente te disculpas, ¡te sales con la tuya! Si hubiera sido Lewis habría sido descalificado, multado y le retirarían los puntos. Los oficiales de la FIA son un grupo de tontos parciales con Ferrari, ¡siempre lo han sido y siempre lo serán!”

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba