Novedades

Si hay Volkswagen Polo GTI, ¿habrá SEAT Ibiza Cupra?

El viernes conocimos la nueva generación del Volkswagen Polo. El popular utilitario alemán se fabricará en España, lo mismo que su primo de plataforma, el SEAT Ibiza. El Skoda Fabia sigue a su rollo, con la plataforma de la generación anterior (A0), por lo que el Polo y el Ibiza se ponen en la punta de lanza del Grupo Volkswagen en materia de utilitarios. Y como en las películas de mafiosos, van a no hacerse daño.

Sabemos que el Polo tendrá una versión 1.5 TSI con 150 CV que no va a llegar al mercado español, y tampoco habrá un motor diésel equivalente que llene ese hueco. En el Ibiza sí tendremos esa versión en el FR, y de momento es el Ibiza más potente que está disponible. Según Antonio Valdivieso, responsable de comunicación de producto de SEAT, no hay suficientes ventas en el segmento para justificar una versión con mayor potencia. Bueno, eso dice.

Pero volvamos al Polo. En la nueva generación el GTI va a ser el tope de gama, y no irá precisamente mal motorizado: en su vano se coloca un 2.0 TSI con 200 CV de potencia. El modelo precio se apañaba con un 1.8 TSI de 192 CV, lo mismo que el Ibiza Cupra. En plena época del downsizing puede parecer contradictorio, pero tiene sentido: es más fácil pasar las pruebas de emisiones que se avecinan -Euro 6c- con fase en carretera abierta (ciclo WLTP) con un motor que va sobrado.

Volkswagen Polo GTI

Las prestaciones nos son desconocidas, Volkswagen no las ha revelado, pero a buen seguro están en torno a 6,5 segundos de 0 a 100 km/h (6,7 en el Polo GTI 1.8) y una punta en torno a los 230-240 km/h. Cualquiera que conozca mínimamente al Grupo Volkswagen sabrá que esa sería la combinación que tendría el hipotético Ibiza Cupra. No hay a priori ninguna razón técnica que impida meter ese motor en el vano del Ibiza, ya que la plataforma es la misma, la MQB A0.

¿Qué aportará el GTI sobre el modelo normal? De acuerdo al dossier de prensa del Polo, lo primero es el chasis deportivo rebajado en 15 mm. Las llantas de aleación de serie son de 17 pulgadas, pero existe la posibilidad de meter unas opcionales de 18 pulgadas. En su interior habrá frenos que tienen las pinzas de freno en color rojo, pero no se describe un potencial de frenada específico ni las dimensiones de los discos.

Todos los demás detalles son simplemente estéticos. Por fuera se reconoce por los paragolpes específicos, faros antiniebla, rejillas con diseño panal de abeja, logotipos GTI, ópticas traseras de LED, estriberas más anchas, colines de escape con difusor trasero, alerón, etc. En el interior se reconoce un volante específico, techo y pilares forrados de negro, tapicería “Clark” de corte setentero y el emblema GTI en la palanca de cambios.

Volkswagen Polo GTI

Modificaciones similares tendría el Ibiza Cupra. Podemos entender que el argumento de que no hay suficiente mercado para el Ibiza Cupra no parece muy sólido cuando sí hay volumen para el Polo GTI.

Este dato es interesante: desde el lanzamiento comercial del Ford Fiesta ST de la generación saliente (2013) hasta mediados del año pasado se habían vendido 38.000 unidades en Europa, todas de tres puertas. Luego se añadió la versión de cinco puertas -que ya estaba disponible en Norteamérica- hasta que se dejó de producir. El próximo Fiesta ST será de tres o cinco puertas, pero ya con un motor turboapretado 1.5 de tres cilindros y 200 CV. Llegará en 2018.

Volviendo a los primos VAG, el Polo GTI ya solo va a estar disponible con cinco puertas, lo mismo le pasa al Renault Clio RS, que ya renunció a las tres puertas hace un tiempo. Es una tendencia generalizada en el segmento B, el Polo es de los últimos que mantenían la segunda carrocería.

Si Toyota y Ford, con lo racionalísimos que son, apuestan por el segmento B deportivo, SEAT debería hacerlo también

El segmento B GTI no parece enfriarse mucho, porque Toyota tendrá su Yaris GRMN con motor 1.8 con compresor. Otros pesos pesados no se han retirado: Peugeot 208 GTI, Renault Clio RS y Opel Corsa OPC. No sé, empiezo a ser escéptico con el mensaje del portavoz de SEAT, podría estar mareando la perdiz para ganar tiempo. Como ya he dicho antes, no hay ninguna razón técnica que lo impida, sino la política de posicionamiento de SEAT.

SEAT Ibiza foto espía

Esta imagen espía nos debería hacer reflexionar, podéis consultar más en este enlace. En apariencia es un simple kit estético para el Ibiza con llantas de 18 pulgadas y salidas falsas de escape, lo mismo que el Polo R-Line de próxima aparición. Algunos teorizan con que es una mula de pruebas del Ibiza Cupra, pero no apuesto por ello. Si fuese un Cupra de verdad, las salidas de escape deberían ser reales. Obviamente no supone un problema para el Ibiza llevar llantas de 18 pulgadas.

Seguramente el segmento B deportivo no es demasiado voluminoso y la tarta que le tocaría a SEAT no sería demasiado grande, pero con este tipo de coches no solo hay que pensar en ventas, sino en imagen.

Las fotos de los FR y los Cupra sirven para vender tricilíndricos con equipamiento de acceso, porque de esos pocas imágenes vamos a ver. Son modelos aspiracionales, y también son alternativas para los que tienen lejos en presupuesto los León Cupra o modelos equivalentes. En el caso del Polo-Golf, el Golf GTI ya arranca en los 230 CV, por lo que la distancia con el modelo inferior se ha ampliado.

Volkswagen Polo GTI

¿Hay crisis? Claro que la hay. Una generación entera -los milenarios o millenials- está muy mal de lo suyo, pero los que tienen buenos sueldos y se han apuntado a la cultura de postergar la paternidad hasta los 40 y se gastan su pasta en caprichos en vez de hipotecas… son público objetivo a conquistar con modelos como el Cupra. Se pueden vender si se ataca -en términos publicitarios- al cliente correcto y se traslada el mensaje adecuado: la auténtica deportividad se encuentra en un coche así, no en un SEAT Arona (futuro B SUV) atiborrado de atrezzo y un motor de menos de 100 CV.

La pregunta, por tanto, no es si hay unidades de prueba del Ibiza Cupra dando vueltas con sus 200 CV; sabemos que las hay

La pregunta es cuándo el Comité Directivo de SEAT dará la luz verde a este modelo. En 2018 llegan el Polo GTI, el Fiesta ST, el Yaris GRMN… y Renault ya ha puesto al Clio RS al día. Si SEAT pone de nuevo el Ibiza Cupra en la calle, será en ese año, posiblemente cuando se conozca la evolución de las ventas del segmento. Mientras tanto, en SEAT negarán la mayor.قالب وردپرس

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba